¿Qué quieren los cuautlenses?

 

LA SAETA/ Opinión

Dulce Valdepeña

1 de Agosto del 2017.- El reciente rechazo del ayuntamiento de Cuautla a expositores de cerveza artesanal que se basó en el rumor y prejuicio, recuerda que, con cada intento de llegada masiva de comerciantes de otros lugares, los foráneos han resultado vetados de la ciudad por códigos no escritos y justificados con meras ocurrencias.

Sirva el encabezado no como un juicio sino como una propuesta a definir los rumbos por los que se destrabe el estancamiento económico que por años ahorca a la ciudad y concretar a Cuautla como una marca que la historia exige dignificar.

A finales del 2014 a la ciudad de Cuautla llegó un grupo de comerciantes para anunciar una expo  Árabe que se realizaría en la alameda. Comerciantes de Tunez, Argelia, Marruuecos, y de otras regiones africanas fueron rechazados por los locales y jamás se han vuelto a parar por acá.

Entonces, Nazario Aranda Olivares como representante de los comerciantes de cazado en Cuautla dijo que desde el año 2007 impiden la instalación de ferias que incluyen calzado argumentando competencia desleal.

Como si en Cuautla no se distribuyeran productos de imitación o “piratas”, los locales se abalanzaron con críticas sobre la originalidad de los artículos sin importar que otros giros podrían ser beneficiados con las visitas que pudiera generar e ignorando la inversión hecha para instalar estructuras llamativas.

Quienes son cautivos les comprarán siempre a los locales, quienes no lo son, aunque sepan dónde se encuentran, buscarán otras opciones en otros municipios donde gasten en comidas, antojos y demás en un paseo familiar que ya no se ve en las calles de Cuautla.

En el 2015 ocurrió lo mismo con una ExpoCalzado de León, Guanajuato que a la fecha la más mínima caravana es trasladada a parques lejos del centro histórico con poco tráfico de posibles clientes.

La ignorancia sobre la producción de la cerveza llevó a concluir a una buena parte de la población que se permitiría en un espacio público la promoción de bebidas alcohólicas al por mayor cuando algunas de ellas incluso son clasificadas como medicinales.

Hubo “fuego amigo” primero, desde la coordinación de Comunicación Social que no convocó a la rueda prensa de manera oficial y no lanzó un comunicado sobre las especificaciones del evento; el oficial mayor José Sampedro López de Nava se exhibió gritando al director de turismo Marino Morales Padilla con “golpes de pecho”.

La falta de propuestas por parte de algunos directores tiene también su causa en la incertidumbre del respaldo municipal que los obliga a esperar su salario sentados en un banquillo, blanco de críticas por falta de trabajo.

Foráneos perciben que Cuautla “se pone el pie” y su experiencia les permite diferenciar cuando deben confiar en los organizadores. Los artesanos y manualistas locales confiaron en que la llamativa propuesta diera vida a sus espacios y aumentar las posibilidades para salir de la crisis de venta en que se encuentran.

¿Será la autocrítica será útil para Cuautla y encontrar fortalezas desde el interior para evitar ver a las externas como una amenaza?

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s