La estrategia de la extinción de las universidades públicas

IVÁN MARTÍNEZ DUNCKER/OPINIÓN.- El gobierno estatal desarrolla desde hace más de un año una estrategia clara y pública para colapsar a la UAEM. Mientras sigamos permitiendo el agravio de ilegalidades y abusos que violentan nuestros derechos laborales, académicos y estudiantiles, pues seguramente lo lograrán. Ello se busca en primer término para asegurar tanto un proceso transexenal favorable para quienes están en el poder como para acceder a la universidad como plataforma electoral y financiera, pero en segundo término y no menos importante, esta estrategia abona a generar las condiciones para que en un futuro muy cercano se nos condicione a un nuevo esquema en la relación Universidad-Estado, una relación que ha sido históricamente incómoda. Debemos tomar como premisa siempre que la génesis y desarrollo de la universidad pública es contracorriente al sistema y así debe ser, particularmente en México, un país de profundos rezagos, en donde la universidad pública avanza a un ritmo mucho mayor que el Estado, generando frecuentemente ambientes de mayor sincronía con la sociedad pero de antipatía con el Estado.

Ahora bien, el interés del Estado mexicano de cambiar la relación antes mencionada deriva de un objetivo del sistema político-económico vigente que trasciende a nuestro entorno local-estatal, como se puede observar del deplorable e indigno estado en el que se tiene a varias universidades públicas del país. Este objetivo es el de reducir la responsabilidad directa del gobierno federal sobre la educación universitaria. Ello está llevando al gobierno federal a descargar en los gobiernos estatales su responsabilidad de atender las problemáticas de las universidades públicas, creando con ello la antesala para generar las condiciones políticas y económicas en los próximos años que permitan a los gobiernos estatales generar las condiciones para absorber a las universidades públicas en sus estructuras administrativas y financieras, es decir eliminando la autonomía universitaria que por cierto ha sido la condición sine qua non para obtener los grandes logros académicos en las universidades, incluyendo sus contratos colectivos. Con ello las universidades públicas, su infraestructura y sus recursos humanos, avanzarán hasta donde el Estado determine y en la forma que lo determine y por otra parte se abrirá un espacio para que la demanda educativa sea cada vez más cubierta por el sector privado y de acuerdo a las posibilidades económicas de los ciudadanos.
Esta estrategia de extinción controlada de las universidades públicas tiene mucho tiempo desarrollándose y se ha administrado lentamente con la finalidad de arrebatarnos nuestras conquistas, poco a poco y de generación en generación. Los discursos y acciones de los gobiernos actuales están generando las condiciones psicológicas y económicas que incentivan a convencernos engañosamente que la solución se dará a través del canibalismo, de convencernos de que nosotros hicimos mal las cosas, de que las conquistas laborales son excesivas y no son responsabilidad del Estado. Si bien hay un ejercicio de autocrítica que hacer, lo cierto es que este país requiere de una mayor cobertura por parte de sus universidades públicas y de trabajadores mejor pagados (muchos salarios son indignos), pero no se quiere abonar a eso por que no conviene al sistema político y económico y nos hemos quedado muy cortos como universitarios al enfrentar esa visión neoliberal. En México hay dinero y hay mucho, pero no es prioridad dirigirlo a la educación universitaria y mucho menos a la mejora de las condiciones laborales de nuestras universidades. El costo del paso exprés sobrepasa por el doble las necesidades que tiene la UAEM para su presente y su futuro, es en ese tipo de consideraciones en las que debemos tomarnos el suficiente tiempo antes de emprender acciones.
Iván Martínez Duncker es Director del Centro de Investigación en Dinámica Celular en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s