El riesgo que oculta el transporte público

 

DULCE VALDEPEÑA / 8 de enero del 2018.-  Tras un giro inesperado, el chofer de la “combi” en la que viaja Cristina se topa frente a un compañero y entre sí se alburean y vacilan sobre “lo bajo” que anda el día.

  • ¡Tú ya vienes vacío!, le dice el segundo al “rutero” con quien viaja Cristina.
  • No, me falta una. Le responde con tono despreocupado.

Los vidrios polarizados le impidieron ver que ella estaba ahí; la muchacha con uniforme escolar pasó de sentirse ignorada por la interrupción del chofer a su itinerario, a ser realmente invisible aún al sol del mediodía.

El año anterior, en el Estado de México, se puso en focos rojos la invisibilidad a la que se sujetan los usuarios. Esto, tras la violación y asesinato de una niña al interior de una unidad del servicio público cuando su padre la subió para protegerla de la lluvia hacia su casa.

La anarquía en la que circulan las “combis” y taxis en la región oriente -donde nos consta- incluye también violar el reglamento vigente para el transporte público que prohíbe el uso de polarizados en las unidades.

En los municipios de la zona no se puede ver una sola unidad que no tenga este tipo de ventanas en un día de circulación amén de las constantes violaciones a todo principio de civilidad en la circulación vial.

José Asención Monter San Juan,director general de Transporte Público, Privado y Particular, de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) confirmó que circular con vidrios polarizados hace acreedor al responsable que la unidad sea enviada al corralón y de una multa con pérdida de la concesión como último escenario.

En entrevista, aseguró que de haber denuncias ciudadanas, las autoridades iniciarán el procedimiento a fin de garantizar la seguridad a los usuarios.

El recurso de denuncia que hasta ahora no se ha tergiversado en la región son las redes sociales donde mujeres han expuesto los riesgos latentes en el transporte público a cualquier hora del día.

Así se conoció que un veinteañero exhibió sus genitales a una usuaria que se encontraba frente a él al interior de la unidad sin que nadie hiciera algo por ella.

También se supo el pasado 6 de enero que una mujer exhibió las placas de un taxi cuyo chofer, asegura, le place mostrar su miembro sexual a jovencitas que viajan solas en el vehículo.

Todo, al amparo de la opacidad de las autoridades de la SMyT y de cada uno de las autoridades municipales omisas para hacer respetar la ley, o al menos leerla.

Cristina, como todos los usuarios abordan la “combi” o el taxi como un acto de fe, desprotegida del respeto a un reglamento.

¿Habrá que esperar a que ocurra algo similar que en el Estado de México para poner atención a este tema?

A veces no hace falta ver más allá de las narices sino justo lo que está frente a ellas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s