Conservan hábitat del jaguar en Morelos

 

DULCE VALDEPEÑA / 15 de febrero del 2018.-  “La sola presencia del jaguar y de la guacamaya verde, evidencian el nivel de conservación y del trabajo que las comunidades hacen junto con la Universidad, además nuestros programas de investigación cuentan con calificaciones elevadas”, señaló Rolando Ramírez Rodríguez, director del Centro de Investigación en Biodiversidad y Conservación (CIByC) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).

Lo anterior lo expuso como una de los “hechos irrefutables” que la UAEM ha hecho para la conservación de la Reserva de la Biósfera Sierra de Huautla (REBIOSH) y que valió para que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), ratificara por diez años más CIByC) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) como coadministrador de la Reserva de la Biósfera Sierra de Huautla (REBIOSH).

Se trata del área comprendida entre los municipios de Amacuzac, Puente de Ixtla, Jojutla, Tlaquiltenango y Tepalcingo que representa una de las extensiones más importantes de la Selva baja caducifolia del país y que forma parte de las 44 reservas de la biósfera con que cuenta el país.

De acuerdo a un comunicado de la UAEM esta notificación se recibió en días pasados, después de la evaluación que realizó el comité de la UNESCO, “lo que refleja el buen trabajo que el centro ha hecho en beneficio de las comunidades y en la conservación de esta área natural protegida”.

Dicha ratificación se obtuvo dentro del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB, por sus siglas en inglés), programa científico intergubernamental que busca establecer bases científicas para cimentar a largo plazo el mejoramiento de las relaciones entre las personas y el ambiente.

De acuerdo al informe, este es el segundo periodo del CIByC en que recibe la coadministración de la REBIOSH por diez años,

Cabe mencionar que fue en 1999 cuando la Sierra de Huautla pasó de zona sujeta a conservación ecológica a Reserva de la Biósfera y en 2006 se integró al MAB de la UNESCO; posteriormente en 2016 se realizó una revisión para la permanencia en el mismo programa, se elaboró un documento con los logros obtenidos en 10 años y fue así que las autoridades de la UNESCO ratificaron al CIByC como coadministrador de la reserva.