La Fiscalía quiere la casa limpia: “le estorban” los cuerpos no identificados

DULCE VALDEPEÑA/ 27 de febrero del 2018.- Para el próximo 24 de marzo está programada la inauguración de las nuevas instalaciones de la Fiscalía General del Estado pero, resulta que de entre los 353 cuerpos que la dependencia informó que existen en el Servicio Médico Forense (SEMEFO) serán inhumados por orden del nuevo titular Uriel Carmona Gándara aunque el 20 por ciento no tenga perfil genético y el resto no tenga certeza porque lo realizó un laboratorio que no está certificado.

Del 15 al 17 de marzo serán inhumados los correspondientes al área metropolitana; el 21 y 22 en la zona oriente, del 23 al 25 en la sur poniente, de acuerdo a las fechas que proporcionó la Fiscalía al anunciar la inauguración del edificio.

“Porque le estorban y la fiscalía quiere tener la casa limpia aún y cuando no se ha hecho el perfil genético en el 20 por ciento de los cuerpos y del resto, existe incertidumbre porque el laboratorio responsable no está certificado”, señaló Amalia Hernández quien desde el 2015 inició una lucha social para exhumar los cuerpos ubicados en la fosa común de Tetelcingo.

Ella afirma que en respuesta a una petición de información pública, la dirección de servicios periciales admite que el laboratorio no está certificado.

Expuso que ahora, el riesgo es que si se hace la exhumación de estos 353 cuerpos ubicados en SEMEFO se cometería la misma violación que se hizo con su sobrino Oliver quien a pesar de haber sido identificado por sus familiares, fue inhumado en una fosa común que desprendió una serie de irregularidades, violaciones a derechos humanos y delitos por parte de funcionarios públicos.

Gracias al empuje de la sociedad civil se logró hacer el procedimiento para la identificación de los cuerpos de los cuales nueve ya han sido entregados a sus familiares tras cotejar los perfiles genéticos con familiares de personas desaparecidas pero, si se inhuman con tal incertidumbre científica se teme que los cuerpos nunca regresen con los suyos.

La preocupación es que los logros trasciendan y se eviten mayores irregularidades como las detectadas en las fosas de Tetelcingo y Jojutla.

Además, denunció públicamente que no se ha asignado un ministerio público para la carpeta relacionada con el caso de Oliver con la que se investigan a funcionarios públicos por este hecho lo que hace creer a los familiares que existe una intención de encubrir los actos en que incurrieron los servidores públicos.

El 13 de febrero de 2015 fue que se presentó la denuncia ante la Fiscalía Regional Oriente por los ilícitos contra el respeto a los muertos y violación de las leyes sobre inhumación y exhumación de cadáveres, incumplimiento de funciones públicas y ejercicio indebido del servicio público, en agravio de las funciones del estado, el servicio público y en contra del Fiscal General del Estado.

Categorías: Municipios