Cáncer y Corrupción

BLOG SPC/ 17 de abril del 2018.- Por Amapola Nava (Agencia Informativa Conacyt)

Una propiedad importante de los sistemas complejos es que deben estar formados por un gran número de elementos. El cáncer puede verse como un sistema complejo, porque en esta enfermedad la actividad de miles de genes se altera, algunas alteraciones son causa y otras consecuencia del padecimiento. Además, cada alteración en un gen o en un grupo de genes, a su vez, puede afectar a otros genes, así que los científicos tienen que analizar cientos de miles de interacciones para tener una idea de cómo actúan los genes en un proceso canceroso.

Algo parecido sucede con la corrupción. Los actos de corrupción necesitan de una red de decenas o cientos de personas que se relacionan entre sí y lo hacen de diferentes formas: mediante empresas, mediante contratos, mediante parentescos y de otras formas.

Cuando se tiene a tantos individuos interactuando en una red, no se puede saber cómo opera la red estudiando individuo por individuo, se necesita obtener una perspectiva más global y, para esto, uno se puede apoyar en la teoría de redes, explica Jesús Espinal.

Otra de las características que comparten el cáncer y la corrupción es que ambas son sistémicas, cuando se afecta una parte del sistema, se afecta todo.

Por ejemplo, cuando un cáncer afecta el páncreas, todo el organismo terminará sufriendo. Ahora, pensando en la estafa maestra —operación con la que el gobierno federal entregó más de siete mil millones de pesos a 186 empresas, de las cuales 128 eran fantasma—, ese dinero que debía destinarse para un sector A, ahora está en otro lugar, detalla el investigador.

Si el sector A deja de funcionar, digamos el sector salud, esto afectará al sector B, por ejemplo, la producción o el campo, porque hay más personas enfermas que no pueden trabajar. Pero también puede afectar al sector C, por ejemplo, a los jóvenes que no podrán seguir con sus estudios porque tienen que suplir a los adultos que no pueden trabajar. A su vez, que haya menos jóvenes estudiando puede afectar al sector A, pues podrían escasear los profesionales de la salud.

“En esta sociedad, lo económico, lo político y lo social están íntimamente relacionados”, recuerda el investigador.

Esto hace pensar a los investigadores que la teoría de redes podría incorporar la complejidad del tejido social en el estudio de la corrupción y dar nuevas pistas sobre cómo combatirla.

Artículo Original:

http://conacytprensa.mx/index.php/ciencia/economia/21139-redes-corrupcion-unam-sistemas-complejos

Categorías: Municipios