Vera, a contraluz

 

Dulce Valdepeña

Si la forma es el fondo, el escenario materializó el discurso de Alejandro Vera como candidato a la gubernatura del estado.

En un eje que busca recuperar el espíritu del arte de hacer política, para Alejandro Vera el pueblo debe estar por encima de los partidos y debe ser la razón de existir de los políticos.

Menguar a los políticos para destacar al pueblo se dibujó a contraluz bajo un escenario suntuoso que ante las cámaras iluminó el símbolo más respetado en la región oriente: la figura de Emiliano Zapata.

Alejandro Vera observó al Partido Nueva Alianza como un arca para alojar las causas sociales que más dañan a la población de Morelos y del país.

Más allá de una figura histórica, las familias de esta parte de la entidad aún tienen presente a Emiliano Zapata como uno de los suyos. En esta ocasión, descendientes del General no criticaron el uso simulado de la imagen del General sino que arroparon la causa del ex rector universitario.

Pedagogía política

Una campaña con sentido pedagógico es el trayecto que marcó Alejandro Vera en esta aventura que inició aún como rector señalando al Gobierno Estatal como responsable de atentados al pueblo de Morelos.

Construir sujetos políticos con alta conciencia social y nacionalista, una campaña por una comunicación directa con el pueblo, movilizar conciencias para transformar el país son los espíritus del propósito político que marcó en su primer discurso.

“Por las causas de las víctimas de la violencia, esta violencia demencial donde más de 200 mil personas han sido brutalmente asesinadas y no somos capaces de parar las elecciones; cuando tres jóvenes fueron brutalmente desintegrados. ¡Qué acto de barbarie, inhumano y seguimos en campañas como si nada pasara!”, dijo al agregar la cifra de 73 candidatos asesinados en el país.

Vera se deslindó de las ostentosas estructuras para convocar al mitin político. El día de apertura de campaña, se trasladó a las fosas de Jojutla donde se pronunció para que “el estado recupere el control y que vuelva a ser lo que tiene que ser”.

Al dar el panorama de que uno de cada tres víctimas de la violencia es joven y dos terceras partes son mujeres, Vera lo que pudo transmitir a los asistentes presenciales y digitales fue coraje. Cuando 25 millones de personas se encuentran sufriendo por los más de 250 mil asesinados y desaparecidos.

De entre “ilustres” personajes de partido, Vera destacó un discurso humanitario. Un motivo por el que el estudio de las humanidades debe encabezar cualquier acción política; acto por demás titánico de entre el clientelismo político y la ignorancia mediática.

 

 

 

Categorías: Municipios