Sólo uno regresó a “Valle Bonito”

 

Dulce Valdepeña

Un sinfín de alegorías se pueden crear al visitar Valle Bonito, un lugar donde aunque todo ya tiene dueño, sólo son cinco familias las que ahí habitan.

“Las Vegas”, la zona de tolerancia para la prostitución en la región oriente parece  un condominio frente al paisaje de Valle Bonito, separados por unos cuantos metros. Tiene incluso vigilancia en caseta a la entrada, con pluma mecánica para los automóviles, como un fraccionamiento.

Sin luz, agua potable, servicio de energía eléctrica, las familias se enfrentan a la irresponsabilidad de la inmobiliaria que les vendió el terreno y a la apatía del ayuntamiento para escuchar sus demandas.

La demanda no es otra cosa que reclamar lo prometido; la familia de Rosalía de la Cruz relata que muchos políticos en campaña prometieron respaldo y garantizar lo que por derecho corresponde y ejemplifica:

“De Fidel Demédicis -hoy candidato a la gubernatura- todavía esperamos el apoyo que prometió a la comunidad y al kínder. El presidente Raúl Tadeo nos prometió que en los primeros tres meses nos iba a meter el proyecto de electrificación, en la primer semana de gobierno, nos iba a traer balastre y es la fecha que no lo volvemos a ver”, declaró.

¿Votaron por él -Tadeo Nava-?
Sí, se veía con buenas intenciones. Él se autonombraba el candidato de los pobres. Prometió que por año iba a dar descuentos de gas, iba a dar afiliando familias para el descuento de gas supuestamente. Ahí sigue su propaganda -del 2015- en la entrada.

No se ha hecho el cambio de uso de suelo, como requisitos el ayuntamiento de Cuautla les pide que para tener servicios debe haber más de 15 casas habitadas y que la mayoría se encuentren en la entrada principal.

Todos los días para llegar a clases, los tres hijos deben salir con una hora de anticipación para tomar la primer y más cercana unidad de transporte. Todos los días viajan al centro de Cuautla a vender elotes, justo en el paradero del Niño Artillero.

Sólo el diputado Enrique Laffite regresó, ha venido varias veces a entregarnos despensas.
Oriundo de Guerrero, hizo vida en Morelos. Compró el terreno, construyó una casa decorada con la imagen de Francisco de Asís como pilares.

“No tenemos PROSPERA ni ningún tipo de programa, nadie nos ha ofrecido nada.
El catálogo de las microregiones de SEDESOL detecta a la comunidad como “Las Vegas”, aunque ese no sea un nombre oficial. Lo contempla como una zona de muy alta marginación y una población de 150 personas al 2010.

El precio para adquirir un terreno en este lugar es de mil pesos por metro cuadrado; las inmobiliarias prometen Cesión de Derechos, alumbrado y un terreno plano a sólo 900 metros de la carretera Cuautla.

Las familias de Valle Bonito también fueron ignoradas para instalar un ducto de gas que les impedirá tener servicio porque la empresa prohíbe hacer aperturas una vez que esté colocada la línea.

Una de las casas se sostiene sólo piedra sobre piedra, sin cemento ni nada que dé firmeza a la habitación de escasos 10 metros cuadrados.

“¿Por qué no nos hacen caso?” pregunta con tremenda y contagiosa curiosidad.

Índice de Marginación
El informe disponible al 2015 indica que el municipio de Cuautla tiene un índice de marginación de -1.29582 lo que indica que se ubica en un grado de marginación Muy bajo. A nivel estatal, Cuautla ocupa el lugar 29 con referencia a este índice y el 2 226 a nivel nacional.

A nivel de localidad existen veintiséis localidades con un índice de marginación alto, entre las que destacan: Buena Vista del Monte, El Cebadal, Tlachichilpa, La Carpa y Loma de los Amates con grado de marginación Alto.

De la población que habita en el municipio de Cuautla, 44.8% se encuentra en situación de pobreza, porcentaje del cual sólo 6.5% está en pobreza extrema.

De acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), 32.7 % de la población es vulnerable por carencias sociales, es decir, presenta algún tipo de carencia en rezago educativo, acceso a los servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacio de la vivienda, acceso a los servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación.

El informe de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) del 2018 establece comparativos del 2010 al 2018 donde tomando en cuenta los resultados obtenidos, es posible concluir que hay una mejora en la mayoría de los indicadores de pobreza en el municipio.

Algunas áreas de oportunidad se identifican en el abatimiento de la carencia por acceso a los servicios de salud, indicador que aún presenta un rezago de 4.38 puntos porcentuales respecto al promedio estatal.

Por otra parte, los indicadores de población con ingreso inferior a la línea de bienestar y carencia por calidad y espacios en la vivienda también se identifican como áreas de oportunidad, aunque éstos se encuentran 1.29 y 1.33 puntos porcentuales por debajo del promedio estatal, respectivamente.

Los esfuerzos para abatir la pobreza y garantizar el ejercicio de los derechos sociales en el municipio pueden percibirse por medio de la disminución consistente de cada una de las carencias. Mediante un comparativo de los años 2010 y 2015 se observa que el mayor avance en puntos porcentuales se dio en la carencia por acceso a los servicios de salud, la cual pasó de 35.38% a 20.59%, lo que representa una reducción de 14.79 puntos porcentuales, señala el informe.

 

Categorías: Municipios