Adolescentes tienen acceso hasta 30 redes de pornografía en Cuautla

Dulce Valdepeña

En el municipio de Cuautla se han detectado redes de pornografía entre escuelas secundarias ya con fines comerciales, advirtió Carmen Genis Sánchez, directora de Programas Educativos y presidenta del Consejo de Participación Social en este municipio.

En una conferencia impartida por la Policía Federal dirigida a jóvenes adolescentes, se advirtió a la población estudiantil sobre los riesgos de brindar datos personales, el acceso a las redes sociales que pueden relacionarlos con delitos cibernéticos.

En un reciente estudio sobre la participación de los jóvenes en la informática se pudo establecer que en secundarias la extorsión para evitar ser publicado material audiovisual sobre desnudez en adolescentes va desde los 15 a los 60 mil pesos.

Son 30 las redes de pornografía las que han sido detectados por este consejo en coordinación con especialistas en el tema a través de métodos de investigación que coinciden en los riesgos a los que son sometidos los adolescentes.

“Han hecho ya una red de pornografía con intercambio comercial. Es lo que hemos detectado incluso desde las primarias donde encontramos que hay niños que incluso vendía las fotos, en secundaria se intercambian información y en la preparatoria para no exhibir las fotografías piden de 15 a 60 mil pesos”, destacó en entrevista.

El área de Prevención del Delito de la Policía Federal informó a los jóvenes que existe relación entre el bulling, los delitos cibernéticos y la trata de personas.

En la exposición digital que se llevó a cabo este martes en el cine teatro Narciso Mendoza, informó la PF que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) detecta que el delito de trata de personas se está extendiendo y es más común cada vez.

Carmen Genis insistió en que la comunicación entre las familias es la herramienta  de prevención para ser sujetos a delitos o evitar ser atrapados en las redes de pornografía a través del internet de la que no puedan escapar.

“Tu cuerpo no es una mercancía”

Esta frase fue el eje central de la exposición por parte de los especialistas para explicar que la trata de personas no sólo se refiere a condiciones sexuales sino también laborales y de venta de órganos sin importar la edad, sexo y condición social.

De acuerdo con la información oficial proporcionada, los costos por riñón, hígado, pulmón y médula ósea van desde los 102 mil a los 160 mil Euros y para quienes han construido imperios en trata de personas con uso sexual las ganancias ascienden a los 30 mil dólares al mes en una red de delincuencia que involucra a decenas de personas.

La principal puerta para ser enganchado en cualquiera de estos delitos es el enamoramiento y  propuestas de trabajo fácil que terminan en la manipulación de las personas como una mercancía.

El delito de la trata de personas es el negocio más rentable que ya desbancó al tráfico de armas, se informó con datos oficiales.

De acuerdo a la  exposición, las personas dedicadas a acopiar jóvenes para cometer el delito es dedicarse hasta tres meses para engancharlos a través de la confianza y prometerles amor y seguridad de una pareja.

Son 10 estados los que mayor incidencia de trata de personas se detecta a nivel nacional de entre los que destaca los contiguos Puebla y Tlaxcala.

“De la familia, pueden ser los peores”

Uno de los medios en que los jóvenes pueden ser víctimas de trata de personas es también por la familia, subrayó la directora Carmen Genis al tomar la palabra al relatar los casos de niñas que en el municipio de Cuautla han sido rescatadas tras ser vendidas por sus familiares hasta por 5 mil pesos.

“Lo que más duele a los niños es el abandono. Y muchas veces son las familias las que ocasionan el daño cuando debería ser al revés. Traemos un problema serio de violencia en las familias y es cierto. Eso está repercutiendo en que se vayan las niñas de su casa, porque ya no aguantan a su familia y con cualquiera se van”, expuso.

Son diversos los casos que se han detectado con condiciones sociales que convergen en los riesgos a los que se exponen los jóvenes y adolescentes por carencias económicas que conllevan a un descuido por parte de los familiares directos. “Hasta que conocen los riesgos empiezan a querer poner límites”, opinó.

La llamada esclavitud del Siglo XXI, se ha convertido en un negocio redituable desde los estados de Oaxaca, Guerrero, Veracruz, Chiapas y Tabasco como puntos de origen en que se da en la mayoría de los casos la captación de personas, víctimas de trata.

Categorías: Municipios