Suman dos líderes sociales asesinados en la región oriente

En la fase final del actual sexenio suman los arteros asesinatos de Gustavo Salgado Delgado y Romualdo Ixpango Merino, dirigentes del Frente Popular Revolucionario (FPR) y fundador de la organización Trabajadores Unidos del Campo y la Ciudad (TUCC) cuyos nombres se presentaron ayer en una manifestación en la capital del estado.

En el 2015, en medio de circunstancias aún no plenamente esclarecidas, el cuerpo de Salgado Delgado se encontró cercenado en los campos del municipio de Ayala donde encabezó la ocupación de un predio para familias indígenas migrantes y en extrema pobreza.

Ambos coincidieron en certeras críticas sobre la falta de oportunidades de desarrollo para la población de bajos recursos,  en el respeto a la autonomía de los pueblos y la creación métodos de organización en el campo y la ciudad.

Sus cuerpos encontrados en la región oriente en épocas de tensión social tras haber sido reportados como desaparecidos y encontrados tres días después.

Con el número de carpeta de investigación CT-UEH/33404/2018 se abrió el expediente de la muerte de Ixpango cuyo cuerpo fue encontrado enterrado en un predio con causa por asfixia, de acuerdo al reporte oficial de la Fiscalía Regional Oriente.

Florencio Ixpango, hermano del dirigente de la TUCC dijo no estar en condiciones de afirmar que el asesinato de Romualdo estén vinculados a las declaraciones  de soporte a la creación de grupos de autodefensa de la región oriente con las que no sólo admitió su presencia sino su extensión en otros municipios como su natal Tepalcingo.

“Gustavo se mantuvo siempre en primera línea de combate; se le veía en las movilizaciones por la derogación de la Ley del ISSSTE del magisterio, en solidaridad con el SME, en la lucha contra la abusiva Ley de Ingresos, en las tomas de tierras para vivienda de indígenas migrantes, en la toma de casetas y movilizaciones por la exigencia de la presentación con vida de los normalistas de Ayotzinapa”, señala un comunicado del Partido Comunista en el aniversario de la muerte de Salgado Delgado este 2018.

Ixpango Merino fue sepultado la tarde de ayer miércoles en Tepalcingo, en medio de aplausos y cientos de personas que lo acompañaron.

Su última entrevista para La Jornada el 25 de julio a las 12 del día se realizó muy cerca donde se encontraría sin vida seis días después en la que precisó que los grupos de autodefensas en la región oriente no tienen un solo líder y la TUCC siempre se mantuvo dispuesta a apoyar conforme lo solicitaran los pueblos.

Admitió que el clima había encrudecido y “la gente tiene miedo porque no sabe se quién cuidarse si del gobierno o de los delincuentes porque el gobierno se hace ciego, sordo y cómplice de los grupos criminales. Da miedo salir a la calle y es preocupante porque no tenemos por qué estar así”.

Categorías: Municipios