La sonrisa del alcalde

 

DULCE VALDEPEÑA / 20 de agosto del 2018.-  Jesús González Otero no ha cambiado desde que fue alcalde del municipio de Cuautla;  luce sano,  libre de elementos tóxicos, ajeno a la contaminación de la vida diaria.

Sonríe y agita la mano en señal de saludo a cada persona con quien cruza mirada desde un estrado que lo convierte en regazo, cobijado en sus propios brazos destapa los ojos a cualquier detección de movimiento.

Las historias de terror que se adjudican a una vida de encierro se convierten en cuentos de niños con un despreocupado y amable adulto de cabello estilizado y camisa amarilla e impecable.

En un intento por pasar desapercibido cualquier murmullo o cualquier otra cosa que sospeche morbo por el sentir del ex funcionario, platica y se pone al día con preguntas “de cajón” con sus allegados.

Son 17 meses los que han pasado desde que se cumplió la orden de un juez para detenerlo y enviarlo a la prisión local. Con un amparo logró salir al poco tiempo y con lo que pareció demostrar su inocencia, permaneció como cada noche en su negocio de comida rápida sobre una de las avenidas más transitadas de Cuautla.

Se le acusa de peculado por más de 40 millones de pesos y casi 33 mdp por malversación de fondos que ejerció durante el 2015 que el Poder Judicial le negó llevar en libertad.

Su tesorero y secretario de Obras Públicas, Adolfo Ávila Piñarrieta e Ignacio Guerra Gutiérrez, respectivamente fueron llamados a participar en el desfile probatorio.

Un hecho que raya en la delgada línea de la traición, la declaración de los involucrados es de suma importancia para acreditar o en su caso rechazar la fórmula en contra del alcalde.

No le hace perder la sonrisa la pérdida de recursos legales para llevar el caso en libertad como ha ocurrido con otros funcionarios.

“Hoy ya era importante ir al juicio para demostrar que no hay elementos suficientes que pueda establecer una participación de Jesús González Otero. Lo acusan de peculado atendiendo a que él tomó dinero supuestamente en beneficio a otra persona cuando no hay tal; los recursos son etiquetados de manera federal y están aplicados en la Hacienda pública municipal. Esperemos tener la sapiencia y con el desarrollo de los testigos demostrar que Jesús es inocente y es un preso político”, dijo su abogado Omar Alejandro López Ortiz mientras que la Fiscalía Anticorrupción confía en contar con una carpeta bien integrada y sustentada.

“Por la ciudad de mi corazón” fue el lema de gobierno de González Otero cuyas redes e informes de gobierno están repletas de inauguraciones de obra, infografías, logros, inversiones sin referentes, agradecimientos, eventos oficiales, etcétera.

¿Qué esconde la sonrisa del “alcalde”?

Foto: En reunión privada en periodo de transición de gobierno al concluir su periodo administrativo

 

 

 

 

 

 

 

 

Categorías: Municipios