¡Basta de agredir a los árboles!

COLUMNA

(03.08.2019)

Jorge Juárez Morales*

No bien transcurría  el caso de la destrucción irracional del patrimonio arbóreo realizado por Chedraui con la complacencia del gobierno municipal cuando los habitantes de la ciudad nos enteramos de nuevas amenazas en distintos rumbos de la ciudad: talaron un árbol majestuoso por el rumbo del panteón de Cuautlixco, destruyeron una importante área arbolada en San José para construir una tienda de abarrotes y a los árboles de la avenida Reforma  los podaron de manera inmisericorde.

        Ante esta grave situación, los integrantes del Consejo Municipal de Protección al Ambiente acompañados por personas de la Coalición Ambientalista y Cultural de Cuautla lograron reunirse el día 16 de julio con el presidente municipal Jesús Corona Damián para solicitarle se convocara  sesión extraordinaria de dicho consejo para empezar una revisión profunda del reglamento ambiental del municipio.

        Dicha reunión se llevó a cabo el 25 de julio en las instalaciones de la Secretaria de Desarrollo Urbano Sustentable del ayuntamiento, a ella acudió la regidora Verónica Andrew como titular de la comisión respectiva. Luego de exponer la problemática del municipio, se acordó por unanimidad de los asistentes proponer al cabildo que emita, de manera urgente una veda a la tala y poda de árboles en todo el municipio.

        Es necesario decretar una veda para proteger el patrimonio arbóreo de la ciudad, pues el reglamento vigente es laxo en su normativa, los inspectores son insuficientes y poco capacitados para determinar cuando un árbol puede ser talado, el personal encargado del mantenimiento de los parques y áreas verdes del municipio ponen poco cuidado en su labor y empresas como la Comisión Federal de Electricidad y otras, realizan podas agresivas que arriesgan la vida de los árboles.

        Todos sabemos que el clima bondadoso de esta región no será el mismo sin los árboles, y al paso que vamos pronto podríamos quedarnos sin ellos, la conducta de muchos es irracional: además de la podar a especies como parotas, hules y amates, también los queman o los llenan de aceite para causar su muerte. Eso solo puede parar con un acto de autoridad que sea ejecutado con  firmeza  y decisión.

        El cabildo es el responsable de proteger el territorio y los recursos naturales, es la máxima autoridad en el municipio y debe ejercerla a cabalidad. Quienes asistimos a la sesión del Consejo de Protección al Ambiente confiamos en que la regidora Verónica Andrew habrá de presentar esta propuesta en la próxima sesión ordinaria prevista para el 9 de agosto, sabemos de su sensibilidad respecto de este tema y su compromiso con el medio ambiente. Sería muy grave si no lo hiciere.

        También esperamos que ella y el resto de los integrantes del cabildo puedan pronunciarse por un presupuesto que contemple los recursos necesarios para promover una política ambiental que proteja el agua, la biodiversidad y el aire. Esto es muy necesario porque durante los meses que han transcurrido de este gobierno infinidad de ocasiones hemos escuchado que “no hay dinero”, el “ayuntamiento no tiene dinero” pero en cambio se ha gastado en publicidad, remodelación de oficinas, bailes, y abogados corruptos. Pues resulta que han convocado para una sesión extraordinaria de cabildo a realizarse el lunes 5 de agosto para aprobar —¡7 meses después de iniciado el gobierno!— el presupuesto de este año. Y eso no es todo, en la versión de dicho presupuesto no hay un solo peso para protección ambiental.

        Como usted lector lo podrá constatar en el cuadro que aparece enseguida este ayuntamiento en el apartado de desarrollo social no destina un solo peso para el cuidado del medio ambiente y, ojo, tampoco destina ni cinco centavos para la salud ni para la cultura. Juzgue usted mismo.

columna

 

*Director del FLD, A.C.

 

Anuncios