Adiós a tardes de lectura en la Abraham Rivera

 

DULCE VALDEPEÑA

Cuautla, Mor., Octubre del 2019.- La falta de personal y horario trunco en el servicio de la biblioteca Abraham Rivera Sandoval en Cuautla afecta no sólo al municipio sino a los aledaños de la región oriente al ser cabecera y la más grande de la zona, señaló el coordinador estatal de Bibliotecas, Jesús Reyes Posadas.

“Es lamentable que el ayuntamiento no ha tomado cartas en el asunto ya que le corresponde asignar personal, no han visto la necesidad de tener la biblioteca con el horario completo”, dijo en entrevista consultado sobre el cierre de la biblioteca en el horario vespertino.

Explicó que a la “Abraham Rivera Sandoval” se le apoyaba con plazas para ambos turnos pero los bibliotecarios al servicio de este lugar se jubilaron y las plazas se perdieron. Con un convenio de colaboración, le corresponde al ayuntamiento asignar personal y se hacen cargo de los servicios.

“Las tareas o trabajos ya no se pueden hacer en la biblioteca porque cierran a las tres de la tarde. Aquí veníamos a estudiar y consultar los libros que nos piden en la universidad pero sólo está abierta en las mañanas cuando estamos en la escuela”, señaló María Guadalupe, estudiante de un centro de estudios superiores en el estado.

Por su parte, el ayuntamiento se ha justificado en que los trabajadores asignados son sindicalizados y su horario de trabajo termina a las tres de la tarde, sin embargo, Reyes Posadas puntualizó que se recomienda a los municipios asignar personal que cuente con el perfil para que sepa orientar al usuario.

“De otras áreas se reubican y no cubren los perfiles y no pueden apoyar a los usuarios porque desconocen muchos temas. No sólo afecta a las metas estatales sino primordialmente el daño es para la comunidad, es muy marcado en esta que es cabecera, las otras cubren sus horarios en ambos turnos”, comentó.

Confirmó que recientemente la biblioteca fue beneficiada con la distribución que el gobierno federal hace a través del sistema nacional para incrementar el acervo en los recintos de los municipios con el apoyo del estado.

Fueron 1,600 ejemplares los que se entregaron en tres bibliotecas del municipio incluyendo esta y se espera que en breve las otras dos de cinco que existen en Cuautla reciban los siguientes paquetes de libros.

La importancia de un bibliotecario

¿Sigue siendo la biblioteca un espacio de formación de lectores?, ¿de qué clase de lectores? y ¿de qué manera esos lectores transforman la biblioteca? Fue el punto de partida para la III Jornada Internacional de Bibliotecarios que se llevó a cabo los días martes y miércoles pasados donde se convocó a reflexionar sobre los papeles de orientación de investigaciones y garantía de autenticidad que las bibliotecas están adoptando.

El ejercicio fue convocado por la  Universidad Nacional Autónoma de México a través de la Dirección General de Bibliotecas y Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial, en colaboración con la Asociación Mexicana de Bibliotecarios (AMBAC)
y el Consejo Nacional para Asuntos Bibliotecarios (CONPAB-IES) en la ciudad de México y es una muestra de muchas de las actividades destinadas a la capacitación en el fomento a la lectura.

En 2018, el Colegio Nacional de Bibliotecarios publicó un pronunciamiento de diversas asociaciones afines con el que sostiene que, para que una sociedad se desarrolle de manera integral y mejore su calidad de vida debe contar con los recursos de información y documentales que le permitan enriquecer su conocimiento para tomar mejores decisiones y emprender acciones más certeras.

“La salvaguarda y difusión del patrimonio documental analógico y digital es parte integral de la labor de las bibliotecas, el apoyo en estas tareas es imprescindible para que las futuras generaciones puedan acceder a estos materiales, entender su país, sus raíces y su identidad”, sostiene.

La comunidad bibliotecaria de México, por su perfil profesional y formación académica, constituyen los especialistas competentes para la gestión de los datos e información validada, confiable y fidedigna.

A lo largo del país existen instituciones académicas que forman bibliotecarios profesionales en los cuatro niveles: técnico, licenciatura, maestría y doctorado, así como opciones de capacitación y actualización que ofrecen diversos agentes públicos y privados. Además, se realizan investigaciones en Biblioteconomía, Bibliotecología, Documentación y Ciencias de la Información que entre otras aportaciones, pueden coadyuvar a una mejora en los servicios documentales y de información del país, así como a establecer planes para un mejor desarrollo bibliotecario.