CÓDIGO DE ÉTICA

1.- La información noticiosa y la publicidad están claramente diferenciadas.

2.- No usamos la credibilidad para denostar ni distorsionar información a sueldo.

3.- En SPC cada día nos esforzamos en el rigor periodístico y en la creatividad informativa.

4.- Los datos son confirmados y siempre se aclara si aún están en proceso de verificación.

5.- SPC tiene la misión de informar de la manera más completa y clara posible.

6.- Nunca manipulamos estadísticas de visitas.

7.- SPC protege y verifica a sus fuentes.

8.- No difama ni calumnia. Toda la información tiene sustento e interés público.

9.- SPC está comprometida con la libertad de prensa, la garantía y protección de los derechos de los ciudadanos al acceso a la información.

10.- El derecho de réplica está permanentemente abierto.

11.- Si la información publicada fue errónea, se rectificará con la aclaración pertinente.

12.- No recurrimos al morbo para atraer lectores. Buscamos siempre un margen para un enfoque que lleve al escándalo o al acostumbramiento del público con la violencia y la tragedia.

13.- Los columnistas deberán apegarse a este código. No obstante, se respeta la libertad de expresión y cada artículo de opinión son responsabilidad de quien lo firma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*El periodista sirve al interés público, nunca a objetivos sectoriales ni personales, y se debe considerar a la información como un bien social. El ejercicio de la profesión de un servidor público no habilita la obtención de beneficios personales. Ello no contradice el hecho de que, como trabajador, el periodista tiene derecho a una compensación equivalente a su utilidad a la sociedad que le permita ejercer su profesión en las mejores condiciones.