7 PECADOS TECNOLÓGICOS : GULA

1 DE 7

Enero 2020. – Después de tanta fiesta, de tanto malpasarnos principalmente en la manera de alimentarnos gracias a la gran variedad de comida y platillos hechos y elaborados específicamente para la época decembrina me di a la tarea de reflexionar acerca de la incansable forma en que no tenemos llenadera frente al consumo.

Hace un par de décadas era complicado tener algún tipo de nueva tecnología, una videocasetera, ver el estreno de alguna película, un reproductor de CD, disfrutar dulces tipo Milky Way o hasta huevos Kinder. Esta brecha se hizo más pequeña cuando se “abrieron” las fronteras con nuestros vecinos del norte, pero, ¿a qué costo y cómo ha evolucionado nuestro consumo sin llenadera?

Hoy en día consumimos información sin medida, los cientos de medios informativos profesionales nos brindan su tendencia al publicar alguna nota, medios locales hacen lo posible por mantenernos informados pero lo que más nos ha importado son las noticias de la vida privada de nuestros conocidos.

Consumimos chismes, vidas ajenas y experiencias que los demás publican en redes sociales, haciendo que con esto no tengamos mucho de qué hablar cuando nos vemos en persona ya que todo está publicado en mínimo una plataforma.

Consumimos tecnología, siempre queremos el nuevo teléfono, el más actual y más moderno, aunque sabemos que en 2 meses sale un modelo mejorado, digo queremos porque no siempre logramos obtenerlo.

Estamos consumiendo lo que la publicidad segmentada nos ofrece, los algoritmos y la inteligencia artificial saben exactamente lo que queremos, nuestros gustos y aficiones con tan sólo dar un like o quedarnos leyendo algún extracto de una publicación en el móvil.

Tenemos a la mano las herramientas suficientes como para en un minuto ver un anuncio y realizar una compra desde nuestro teléfono, sólo es cuestión de esperar 1 o 2 días para que llegue tu pedido y así tener esa sensación de estrenar algo.

Según el Diario ABC, en 2018 en España “El 62% de los consumidores se dejan influir por lo que ven en redes sociales”, esta cifra seguramente ha aumentado en el último año.

¿Alguna vez has sentido que los anuncios te siguen? Bueno, a esta técnica de publicidad se le llama Remarketing o Retargeting, se da más que nada en la publicidad de Google, Facebook y Youtube; la programación de los anuncios consiste en determinar que si diste like a un tipo de página o si realizaste una búsqueda de algún producto o servicio se te inyecta una cookie la cual es un archivo que se queda en tu dispositivo y con esto se guarda lo que buscaste, visitaste o interactuaste lo que resalta las preferencias de cada quien.

Tomando en cuenta este método de publicidad, tenemos nuestro proveedor de anuncios personalizados lo que sería productos a la carta y por lo que muchos no pueden dejar de comprar y aunque la situación económica sea complicada no hay pretextos para adquirir un crédito de $30,000 pesos por el último modelo del teléfono más moderno del mundo.

La gula tecnológica es algo que debemos educar, tenemos todo muy cerca y a la mano, y basta un click para conseguirlo y aunque de la vista nace el amor tenemos que aprender a valorar si necesitamos o no las cosas, el impacto ambiental que tiene la producción en serie que requieren determinadas materias primas, la huella hídrica, etc.

Pero bueno a mí me trajeron los Reyes magos justo lo que pedí, espero que a ustedes también. Hasta la próxima y ánimo.

Oscar García Villaseñor

@BloggerBorre