Cuautla y sus marcas de lucha

 

Dulce Valdepeña

#9M.- A Hermenegildo Galeana lo hicieron hoy, parte de las protestas de mujeres que este domingo 8 de marzo se manifestó en la ciudad como en otras partes del país y del mundo.

La masa extendió un brazo y colocó a la estatua que honra su lucha, pañuelos morado y verdes como símbolo del grito feminista y que fue hoy, una marca más para los cuautlenses.

Destacó en la ciudad de México la irrupción a monumentos históricos con pintas y otras manifestaciones de protesta que no tardaron en ser criticadas para decir que, “así no”.

La “violación” a los monumentos no es un principio de violencia sino un reflejo dramático de lo que padecen las mujeres porque así lo exige la realidad y es precisamente, lo que debe alterarnos.

El escultor Javier Marín dijo que espera que la obra de Francisco I. Madero ubicada en la ciudad capitalina que se mantenga pintada como testimonio de la protesta.

“Por eso se instaló sin pedestal, para que el Padre de la democracia fuera parte de las manifestaciones sociales y democráticas. Ojalá se quedara así como testimonio de esta protesta”, escribió en su cuenta de Instagram.

¿Qué diría el autor de la estatua de Hermenegildo Galeana? ¿Simpatizaría el propio Hermenegildo Galeana – “el brazo derecho de Morelos – con la expresión feminista?

Lo que se sabe de cierto es que Cuautla tiene bien marcadas las expresiones de rebeldía. La estatua de José María Morelos y Pavón ubicada en el tren escénico tiene rastros de bala que en época de la revolución impactaron la obra. Sus calles y monumentos son también producto de la fuerza femenil reconocido con lo poco que se conoció de su historia.

Un elemento del Colectivo “Heróicas e Históricas” hizo honor a su nombre y dejó registro del paso de la parvada morada. Se apropiaron del patio del tren escénico como recuperación del espacio público y se exhibieron denuncias anónimas sobre acoso en los ambientes escolares.

Desaparecer después del grito

Es el propósito del #9M, que ninguna se mueva. A lo largo del día se vertieron expresiones contrarias por parte de hombres y mujeres sobre el paro generalizado asumiendo que se trata de una equivocación porque la violencia se previene en casa. Cierto, pero resulta que es un grito silenciado, masificado y exponenciado desde la realidad individual de muchas mujeres que hoy no se escuchan porque alguien asumió que tenía el derecho de atentar contra su privilegio más valioso, la vida.

Más si osare un extraño enemigo
Profanar con su planta tu suelo
Piensa ¡oh patria querida! que el cielo
Un soldado en cada hijo te dio.

Porque las mujeres defienden su cuerpo como un territorio, porque es propósito defender tu suelo; así, sin tregua. Así, como reza el Himno Nacional y es tal vez, la razón por la que corrientes buscan modificarlo,

 

Antes, Patria, que inermes tus hijos

bajo el yugo su cuello dobleguen,

tus campiñas con sangre se rieguen,

sobre sangre se estampe su pie.

Y tus templos, palacios y torres

se derrumben con hórrido estruendo,

y sus ruinas existan diciendo:

de mil héroes la patria aquí fue