Quitar o NO al Doble Remolque

 

Dulce Valdepeña

MARZO 2020.- La discusión sobre el Doble Remolque y doble semiremolque comenzó a descongelarse en el Senado de la República pero ahora ya no es sobre regulación sino es retirarlo o no de la circulación de las carreteras mexicanas.

La mesa de diálogo permanente se reactivó la semana pasada con un intenso debate entre organizaciones del transporte de Morelos, senadores y representantes de la sociedad civil.

Es la senadora de Morelos Lucía Meza Guzmán e Higinio Martínez Miranda los impulsores de esta iniciativa, proyecto que adiciona al art. 50 de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal: “Queda prohibida la circulación de vehículos doblemente articulados, doble remolque o semi remolque en zonas rurales y/o urbanas, así como en las carreteras federales y autopistas del país”.

“En este diálogo la Asociación Mexicana de Organizaciones del Transporte (AMOTAC) mostró nuevamente su total apoyo a este proyecto, además recalcó que la seguridad y la integridad de la vida de los usuarios de las carreteras del país es más importante que los intereses de los grandes industriales”, señaló la organización que encabeza Rafael Ortiz.

Amotac dijo cuestionar al representante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) la razón sobre las que no se han tomado las medidas necesarias para detener la circulación de estos vehículos” que al día de hoy circulan con total impunidad y protegidos por la Guardia Nacional” así también a las cámaras de transporte como CANACAR, ANTP, así como al representante de la Secretaria de economía quienes mostraron su defensa a la circulación de estos vehículos.

“AMOTAC no quitara el dedo del renglón para defender esta postura, de eliminar de nuestras vías de comunicación esta configuración, que además son muy defendidos y protegidos por nuestras propias autoridades”, señaló.

Por su parte, la Senadora por Morelos, Lucía Meza Guzmán recordó que impulsó esta iniciativa por los siniestros que en todo el territorio mexicano es provocado por este tipo de vehículos.

El anuario estadístico de carreteras federales refiere que en 2018 se registraron más de 3 mil accidentes provocados por los camiones doble remolque, informó la Senadora. Dio cuenta que diariamente se registran seis accidentes sobre carreteras federales diariamente provocado por estos y cuatro pierden la vida lo que representa mil 460 personas pierden la vida anualmente al ser impactados por estos camiones. Así también señaló que el 87 por ciento del sistema carretero no está adecuado para la circulación de vehículos pesados.

Refirió que las empresas obligan a los choferes a realizar trabajos extenuantes y exceder la capacidad humana para conducir lo que llamó “verdaderas máquinas de muerte”.

Precisó que para el traslado de mercancías, no es exclusiva la necesidad de estos vehículos pues hay alternativas que incluso aumentaría el empleo mientras que grandes empresas hacen uso de ellos a costa del riesgo que representa para las personas y sus conductores.

“Hoy tenemos en nuestras manos la gran oportunidad de reformar la ley para brindar seguridad a las miles de personas que transitan por las carreteras federales de este país. ¿Cuántas vidas más se van a tener que perder? La integridad de las familias está por encima de los intereses económicos de las grandes empresas como grandes refresqueras y de comida chatarra”, expuso al admitir que todo automovilista teme estar cerca de alguna de estas unidades sobre carretera por el temor que representa.

En el foro se permitió la participación de la sociedad civil donde Héctor Gandini lamentó las promesas incumplidas desde hace varios años. Es padre de uno de los dos jóvenes que falleció sobre el Paso Exprés en Cuernavaca, Morelos en julio del 2016 y que impulsó un movimiento para frenar el doble remolque.

En la región oriente de Morelos la carretera libre hacia México es el tramo que más peligro representa al ser la zona donde vehículos pesados desenfrenados han causado muchos accidentes, la mayoría fatales.

Además de la falta de previsión al construir la carretera que ahora requiere una rampa de frenado para mitigar la velocidad, es factor que este tipo de vehículos circulan sin que la vialidad se encuentre en condiciones.

Este martes, uno más se registró por la tarde en el que un autotanque transportaba un líquido destilado del petróleo, no gasolina ni diesel pero sí, altamente inflamable. Fueron casi cinco kilómetros de arrastre del desenfrenado vehículo que impactó a particulares resultando lesionados dos personas y el chofer fue detenido.