La transformación económica necesaria en tiempos de pandemia

 

 

 ALEJANDRO SMITH VÁZQUEZ

La vida humana y el intercambio de bienes y servicios, se encuentran unidos de manera casi indisoluble.  Toda sociedad medra en la medida en la que puede generar  riqueza y hasta donde sabemos, la generación de bienes y servicios es el medio por excelencia, considerando por supuesto, la excepción de bancos centrales que emiten dinero de la nada y sin más regulación que sus propias consideraciones.

 

Por ello, cada hogar debe volverse una pequeña patria con todo lo que ello implica, la idea de quedarse en casa, con la que muchos no estamos de acuerdo, debe sin embargo llevarnos a generar ventajas antes no existentes, la denominada resiliencia, entendida como la capacidad para vencer adversidades y salir aún más fuertes o con mayores ventajas.

 

Cada hogar se ha de ir transformando en todo un micro sistema educativo, económico, de salud. Es el momento perfecto para que los grupos humanos congregados electrónicamente en las redes sociales inicien con mayor intensidad acciones de intercambio comercial, y de desarrollo de proyectos que transiten hacia la posibilidad de generar e intercambiar, bienes y servicios.

 

Adaptarse y crear nuevos programas por parte del poder público para que genere sistemas de distribución de bienes, hacer que los servicios puedan manejarse desde el denominado teletrabajo, ayudando a que una nueva economía surja dando paso a nuevas libertades.

 

Es el momento de  repensarnos, de comprender que toda tecnología está ahí por ser producto de la inteligencia y que con inteligencia habremos de triunfar como humanidad sobre cualquier obstáculo que presente la realidad.

 

No es suficiente que el poder público cierre las puertas del servicio que presta, hoy debe mantenerlas abiertas 24 horas a través de sistemas electrónicos, la educación que brinda el estado o particulares hoy ya se ha visto impactada, y tal impacto debe ser para fortalecerla.