Chávez, “El Sociólogo del rocanrol”

Organizaciones culturales lanzaron un pronunciamiento en el que exigen justicia para José Luis Chávez Romero, conocido como “EL Poeta Desnudo” asesinado el domingo en Cuautla.

Dirigido al Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, los integrantes del sector cultural, vecinos y organizaciones sociales de Cuautla manifestaron indignación por el hecho que se registró en la colonia Año de Juárez.

“Chávez, “El Sociólogo del rocanrol”, amigo entrañable de muchos cuautlenses, era querido y conocido por sus actividades culturales a favor de los niños y las familias pobres, entendía la cultura como vía emancipadora y cuestionaba siempre a la corrupción como uno de los grandes males de los gobiernos y quienes desde la sociedad, caían en las corruptelas”, publicó la comunidad cultural.

Fue fundador del Partido de la Revolución Democrática a inicios de los años 90 y desilusionado después, cuestionó a los partidos políticos por privilegiar sus intereses a los de la ciudadanía, así también participó en la lucha por la defensa del agua cuando se impuso una gasolinera sobre un manantial de Cuautla entre otras actividades más.

Conocido como “El Poeta Desnudo” por su activismo en manifestaciones masivas en la ciudad de México sin ropa, tuvo en su colonia de origen y la que lo vio perder la vida, la colonia Año de Juárez muchos muros donde plasmó frases, ilustró sueños y representó al pueblo de México en todas o casi todas sus facetas.

“Ante este hecho lamentable, exigimos a ustedes que se inicien las líneas de investigación que sean necesarias para encontrar a los culpables de este hecho lamentable”, concluye el pronunciamiento.

Mariana Barreda, conocida promotora cultural local escribió un texto que definió a Chávez como un personaje cuautlense, entrañable sin duda. “Su próximo  mural habría sido sobre el “corona 19” , un virus con polémica. Sembrado, germinado y ¿esparcido? ¡Por qué te fuiste? ¿Quién te llevó? ¿Por qué? Y sorprendentemente te has ido por la mañana. Esta violencia contra la que luchamos cada día, siembras pasadas que resultan en odios, ambiciones y soledades”, es un fragmento del texto.

Hijo de una costurera sindicalista llegó a Cuautla siendo un niño, su familia participó en la fundación de la colonia; cursó sus estudios de sociología en la UNAM y se formó como muralista, con su guitarra participaba en eventos sociales apoyando causas democráticas y populares; daba clases de música y ayudaba en sus estudios a los jóvenes con lo que ganó el aprecio de la comunidad.