Tres relatos de migrantes morelenses frente al Covid en E.U.

Dulce Valdepeña

Adalberta viajó para ver a sus hijos en programa Corazón de Plata y murió

Adalberta Hernández participó en el programa “Corazón de Plata” para reunirse con sus hijos en Estados Unidos pero, la septuagenaria morelense murió en Nueva York contagiada por Coronavirus al parecer durante una visita a un hospital al sentir malestar abdominal pero quedó internada y sus familiares ya no pudieron verla. Fue internada en el Metropolitan Hospital Center, en Manhattan al tener síntomas de Covid19.

Su cuerpo estuvo por más de dos semanas en la morgue del hospital donde fue atendida, el Consulado Mexicano en Nueva York señaló que el retraso se debió a que la funeraria contratada debe recoger antes una lista de cuerpos debido al gran número de casos que se ha registrado en aquél país a causa de Covid-19 y aseguró que el personal del Departamento de Protección de Mexicanos ha estado en comunicación constante con la familia.

El pasado 21 de febrero Adalberta salió de Morelos junto con más padres de migrantes, murió el pasado 23 de marzo luego de cumplir su sueño de reencontrarse con sus hijos tras 15 años de no verlos.

La situación de los restos de Adalberta fue resuelta el pasado 10 de abril y entregados a sus familiares. Aurora Morales Gil, responsable del programa informó que el cuerpo no regresaría a México y que, la familia cubrió el costo de la cremación así también denunció que la funeraria no respondía llamadas y semanas después del fallecimiento, el hospital, expuso que el cuerpo no había sido reclamado cuando ya se había pagado lo correspondiente a la cremación.

El programa tiene la noble misión de reencontrar familiares después de décadas de no verse; la diabetes y asma que padecía Adalberta complicó su situación de salud, se informó.

“En verdad mueren solos”: migrante de Tepalcingo lanza recomendación a morelenses

Martha Álvarez, sufrió la pérdida de su esposo, Adrián, contagiado por Covid-19. A través de su cuenta de Facebook hizo público un video sobre la soledad por la que atraviesa la familia.

Cuando aún su esposo permanecía en el hospital relató que sólo a través de la enfermera encargada en el hospital conoció sobre el estado de salud de su familiar.

Su mensaje tuvo el objetivo de concientizar a la población en general a extremar cuidados y atender las recomendaciones sanitarias.

“Hagan conciencia no esperen a que les llegue, no esperen a estar en soledad para entender que el virus en verdad está aquí”, expresó al señalar que desconocer dónde o cómo se pudo haber contagiado.

Adrián fue llevado a emergencias y le llamó a Martha para decirle que quedaría internado y sería intubado; se despidió pues dijo no saber si iba a poder salir del hospital.

De la organización “Cuautla, los Hijos Ausentes”, Óscar Hernández Santibañez señaló que el sector se encuentra en las incertidumbre y afirmó que del total de fallecidos tan sólo en Nueva York, el 30 por ciento son latinos.

Opinó que la crisis sanitaria vulnera más a los migrantes en Estados Unidos por lo que las organizaciones están atentas al apoyo que se pueda brindar sobre todo por cuanto a las necesidades de vivienda y comida.

Aunque se tiene conocimiento que al menos dos personas de Atlatlahucan han perdido la vida por covid19 en Nueva York, el número de migrantes morelenses afectados es indeterminado, dijo.

La Asociación Americana de Abogados en Migración (AILA, por sus siglas en inglés) informó que continúa colaborando activamente con agencias gubernamentales para obtener la información y orientación más recientes sobre cómo operarán las agencias en respuesta a COVID-19.

Micaela, una migrante morelense con domicilio a 25 minutos del Hospital Elmhurst, el epicentro de la pandemia en Nueva York relató que la información para la población es hermética “y si hay alguna información sólo dicen de qué país; como el evento del 9-11”.

“Imaginate, desde el 1 de abril morían mas de 700 personas al día, y sin contar los muertos que recogía las funerarias mas de 100 al día porque las ambulancias no recogen personas fallecidas, las funerarias trabajan 24 hrs. Pero los hospitales no paran de entregar los cuerpos. Esto que te cuento paso en las notici