Libertad antes de la cuarentena

Ensayos de libertad

Cristina Alexandra Smith Sánchez

Para poder garantizar que todas las personas tuvieran acceso a la libertad civil en condiciones de igualdad, al mismo tiempo en que se protegiera su dignidad humana, cada país redactó los derechos de sus ciudadanos con las características de universalidad, inalienabilidad e indivisibilidad. Además, se redactó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, donde todas las cláusulas deben ser gozadas por cada persona en el mundo, sin exclusión.
Con esta protección jurídica universal a la libertad y su ejercicio, nuestra sociedad post- moderna estaba organizada en metrópolis y, de acuerdo con lo que escribe Ramón Fernández1, ahora la forma de vida estaba estandarizada en las ciudades empresa, donde con el nacimiento del fordismo, la prioridad principal era la producción y el libre mercado. La vida familiar y de comunidad estaba desapareciendo, era sustituida por relaciones con poca profundidad, efímeras y con calidad de medios, no fines.
Además, estaba surgiendo en las Ciudades Globales una nueva forma de pobreza y segregación llamada el Cuarto Mundo, del cual Fernández 2 afirma:
Estas nuevas formas de pobreza surgen, principalmente, como resultado de la exclusión de ciertos sectores sociales del mercado de trabajo, y del enquistamiento y extensión del paro de larga duración, una realidad a la que el mundo moderno económico es incapaz de dar respuesta […] el empeoramiento de las condiciones de acceder a una vivienda, por el importante incremento de su precio en las grandes áreas metropolitanas y el retraimiento que han experimentado las políticas de vivienda social.
Nuestra sociedad en general iba demasiado rápido, la tecnología, cada vez más, reemplazaba al ser humano en labores manuales y aunque maximiza los ingresos de los empresarios, desfavorece el bienestar social creando desempleo; se iba abriendo la brecha entre los distintos estratos sociales.

1 Fernández, D. (1993). Los espacios metropolitanos. En Departamento de Estudios Generales (Ed). Población y Hábitat, Vol. 3 (pp. 55- 81). CDMX, México: Ediciones ITAM.
2 Ibíd.
Las personas gozaban de su libertad por medio del libre tránsito en las calles y parques de sus ciudades, no tenían que informar a las autoridades de sus planes familiares fuera del hogar, siempre que no violaran los derechos ajenos. Sin embargo, a pesar de todas estas posibilidades, pasaban la mayor parte de su tiempo en su lugar laboral y sus pensamientos fluctuaban entre obligaciones y rendimiento. 
Para retratar mejor este periodo, Lewis Mumford separa la historia de la humanidad en 3 distintas épocas, la eotécnica, paleotécnica y la neotécnica. Siendo la característica principal de la paleotécnica la exaltación de la fábrica y la producción en masa, sin importar el bienestar del trabajador; lo único importante es la eficiencia y elevar las ganancias. En cambio, la neotécnica se define porque la tecnología forma parte esencial de la vida y domina en la mayoría de los aspectos. Nosotros nos encontramos en la transición de la paleotécnica a la neotécnica, definidos con “propósitos paleotécnicos con métodos neotécnicos, ésta es la característica más evidente del orden actual…” 3
Otra forma en la que se palpaba como la fase neotécnica entraba en nuestro ámbito privado fue en la eugenesia, que consiste en la modificación del ADN de un ser humano con el propósito de que adquiera características específicas, es decir, es la manera en que los padres ahora pueden prefabricar, conforme su preferencia, a sus hijos.
Habermas4 hace notar esta fina línea ente lo nacido y lo crecido, donde la dignidad humana se ve dañada por la intervención sin consentimiento de la futura persona. Lo nacido tiene la oportunidad de desarrollarse conforme a sí, de tener la “esperanza de lo inesperado” 5, según Hannah Arendt, pero con lo

3 Mumford, L. (1934). Técnica y civilización. En Departamento de Estudios Generales (Ed). El hombre como creador y portador de cultura, Vol. 2 (pp. 57-137). CDMX, México: Ediciones ITAM.
4 Habermas, J. (2002). El debate sobre la autocomprensión de la especie. En Departamento de Estudios Generales (Ed). El hombre como creador y portador de cultura, Vol. 3 (pp. 57-137). CDMX, México: Ediciones ITAM.
5 Arendt, H. (1959). El debate sobre la autocomprensión de la especie. En Departamento de Estudios Generales (Ed). El hombre como creador y portador de cultura, Vol. 3 (pp. 57-137). CDMX, México: Ediciones ITAM.
crecido y prediseñado es diferente. Lo crecido es algo que se crea, que no se le permite desarrollarse completamente a su potencial inicial.
Cabe mencionar que la libertad del pequeño individuo se ve mermada permanentemente, se le quita sin su consentimiento la opción natural de ser sí mismo, pierde la oportunidad de nacer y es reemplazada con su única alternativa que es crecer. Su libertad puede que no la tome como suya propia, porque una vez que se entere de que sus genes fueron alterados, puede sentirse un extraño en su propio cuerpo, un vagabundo en busca de su verdadero yo que será por siempre inalcanzable, porque es desconocido.
La eugenesia es sin duda un tema inseparable de la dignidad humana, del derecho a la vida, pues esta técnica modifica directamente la forma de vida que la persona pudo haber tenido. Marciano Vidal escribe sobre este tema: “Son patentes las agresiones a la vida humana: suicidios, […], eugenesia positiva…” 6  y “ La vida humana también alcanza el grado de valor ético cuando es objeto de la libre realización (o desrealización) del hombre.”7   Entonces, aquí se pude confirmar que el valor de la vida humana también consiste en la libertad de realización; vida, dignidad y libertad son conceptos inseparables, pero lamentablemente la sociedad de esta pre- cuarentena pone en duda su valor.



__________________________________________________________________
6 Vidal, M. (1989). Dignidad de la vida humana. En Departamento de Estudios Generales (Ed). Población y hábitat, Vol. 6 (pp. 87- 120). CDMX, México: Ediciones ITAM.
7 Ibíd.
Mentalidad generalizada de la época

Si bien es cierto que cada individuo tiene su propia manera de pensar, se puede tomar en consideración una corriente que afectaba a la mayoría de las personas. Se ha expuesto como la tecnología da la capacidad al hombre de hacer casi cualquier cosa y se empezó a cruzar una fina línea entre el respeto por el deber y la curiosidad por el saber. El hombre tiene todo el poder en sus manos y busca experimentar, tal como se plantea en “Dios y Golem” 8, con el avance de la tecnología nos vamos sintiendo cada vez más dueños de lo que nos rodea, existe un sentimiento universal de supremacía de la especie, pero debido a ella, también nos vamos deshumanizando.
Buscamos satisfacción fuera de nosotros, en objetivos que nos den gloria y lo que la sociedad llama éxito. Pasamos la vida sintiéndonos invencibles y poderosos, hasta que llega un momento en el que enfrentamos la fragilidad de la vida, el poder de la muerte. Todos los esfuerzos humanos resultan impotentes contra la inevitabilidad del final. Es solamente en ese punto, cuando recapacitamos y volvemos a priorizar nuestra vida, nos liberamos de las cadenas de una vida rutinaria sin sentido e imploramos al tiempo que vuelva.
Esta situación es narrada en “El rey muere” 9 de Ionesco, donde por más poder que tiene el Rey de controlar su reino, se da cuenta de que hay cosas que están fuera de su alcance y es inútil tratar de imponer su supremacía. Esta obra narra a la perfección la autoconcepción que tiene el ser humano de sí mismo en toda una época y lo que ocurre una vez que abre los ojos.
__________________________________________________________________
8 Wiener, N. (1967). Dios y Golem. En Departamento de Estudios Generales (Ed). El hombre como creador y portador de cultura, Vol. 1 (pp. 105- 123). CDMX, México: Ediciones ITAM.
9 Ionesco, E. (1965). El rey se muere. En Departamento de Estudios Generales (Ed). El hombre como creador y portador de cultura, Vol. 1 (pp. 105- 123). CDMX, México: Ediciones ITAM.

TE PUEDE INTERESAR:

https://spcnoticias.com/2020/05/06/supervisan-megaestructura-para-albergue-en-cuautla/