El otro 5 de mayo…en Cuautla

 

Jorge Juárez Morales/ Columna

CUAUTLA, Mor/ 5 de mayo del 2020.- Y en aquel histórico 5 de mayo, un grupo de destacados mexicanos, entre ellos Heberto Castillo, llamaron a formar el Partido de la Revolución Democrática. Iniciaba un largo camino para terminar con la dictadura priísta.

Cuautla era, entonces, un bastión del “cardenismo”. Hoy lo es de la transformación nacional.

Entonces se promovía la organización para la participación política y la resistencia al salinato. Hoy, la organización sigue siendo una tarea pendiente, muy necesaria para apoyar al gobierno de AMLO.

En 1989 estaba iniciando la fase neoliberal del capitalismo, hoy está en crisis. El Estado tenía una fuerte intervención en la economía. Hoy la pandemia hace exigir al Estado hospitales,  médicos y medicinas.

No existía el INE, no existía la credencial de elector, las mesas de casilla eran controladas por el PRI. Las elecciones las ganaba el PRI. El PRI mandaba. Hoy cualquiera puede ganar una elección, sobre todo en Cuautla (si tiene el dinero necesario, claro).

Ese año gobernaba Morelos un tal Riva Palacio, responsable de la desaparición de José Ramón García Gómez y la represión a los compas de Tepoztlán en la carretera a Chinameca.

En esos años Daría Ponce “La Paisa”, Juanita Romero (mamá del Poeta Desnudo), Male Corrales, Maguito Gorrostieta y muchas valientes mujeres salían a las calles a volantear, a denunciar, a exigir.  Doña Cata facilitó su casita en Av. Cuernavaca y Jonacatepec para las asambleas y las reuniones, la mayoría de ellas  ya se nos ha adelantado, nos dejaron un gran legado. Ahí llegó el maestro Othón Salazar.

En esos años muchos que hoy están encumbrados en el gobierno del estado y en el ayuntamiento de Cuautla servían al PRI.

Entonces la consigna era “Democracia Ya, Patria para Todos”. Hoy la tarea es “Por el bien de todos, primero los pobres”.

POSDATA:

Ocho años después de la gesta neocardenista, el perredismo libraría una importante batalla en Cuautla y saldría victorioso. Entonces apareció la familia Gómez Soto, numerosa, combativa, jóvenes militantes que encabezaba su patriarca don Francisco Javier que justo en estos días ha fallecido y hoy me he enterado de esa trsite noticia. En paz descanse don Francisco, vaya un abrazo solidario para su familia.