Ojalá estuviéramos locas

 

Y no darse cuenta de la realidad es para Laura, un escape en medio de un sin número de calificativos a las que se enfrentan madres de desaparecidos por parte de burócratas ante la interminable e insistente exigencia de encontrar a sus hijos.

“Locas”, es uno de ellos pero en la escala de la furia y el dolor por abismo al que se enfrentan, se convierte en un adjetivo que ironiza el desdén.

Incompleto, como el resto de los días desde la desaparición de su hijo Valentin, habló con el sentir del resto de las madres con hijos ausentes: “no podemos celebrar si tenemos una silla vacía”.

Con la tragedia vino la revictimización desde las mismas instituciones y con ello una odisea en un laberinto de confusiones, provocaciones e incluso extorsiones que debe sortear con dolor.

Valentín, a sus 19 años y oficio montador de toros se trasladó desde Cuautla con otros jinetes hacia San Miguel Totolapan, en el estado de Guerrero pero el grupo desapareció sin llegar a su destino, incluyendo el matrimonio que los trasladaba.

En un misterio se convirtió la desaparición de los jinetes a falta de investigación y respuestas concretas por parte de las autoridades a pesar de haber hecho público una “colaboración” entre ambas entidades que pareció para Laura, sólo una cortina de humo ante la opinión pública.

Ante inconsistencias, traiciones y propósitos ajenos al único objetivo de Laura, decidió apartarse de la ruta trazada de grupos de búsqueda de personas donde también, admitió, se halla corrupción. De manera independiente sigue exigiendo respuestas y también, investigando por su cuenta.

Días antes de su desaparición, Valentín le había comentado sobre una sospecha de embarazo con su pareja que con el tiempo se confirmó. Una semilla que creció y da fortaleza a Laura para seguir buscando a su hijo, su niño, como le llama.

La Organización de las Naciones Unidas (ONUpidió a México continuar con la búsqueda de más de 60 mil personas víctimas de desaparición forzada, pero aplicando las medidas sanitarias para evitar la propagación del COVID-19.

“En el actual contexto de la pandemia por COVID-19, la búsqueda de las personas desaparecidas y las investigaciones deben continuar a través de acciones puntuales que no violen las medidas de protección de la salud”, expresó en un comunicado el Sistema de las Naciones Unidas en México.

La imagen, por si le has visto

Screenshot_20200217-173813

Dulce Valdepeña

10 de Mayo 2020

Imagen de google

Desaparecidos en México