Hermanas de Zapata, sobrevivientes de la lucha revolucionaria

 

La Suprema Corte de Justicia de la Nación resguarda en sus acervos diferentes
testimonios zapatistas y hechos registrados en tribunales federales en el contexto de
la revolución agrarista y en los años inmediatamente posteriores.

Con el número 285, María de Jesús Zapata promovió un amparo en enero de 1910
para buscar la liberación de su hermano, Emiliano Zapata denominado como “Jefe
político de Cuautla”, de quien abogó al ser encarcelado “sin causa fundada”.

La hermana, una de las más activas dentro y fuera del movimiento revolucionario se
autonombró “Jesús Zapata”, como firmó el recurso legal en contra del entonces
presidente municipal de Cuautla, Andrés Palacios.

En la iconografía “A 100 años de Emiliano Zapata” que este viernes se presentó por parte del INAH, INEHRM y la Fundación Zapata, se encuentra un apartado que engloba la parte humana del general: su familia. Las dos hermanas de Emiliano, María de Jesús y María de la Luz, ambas sobrevivientes de la lucha revolucionaria se les ve con documentación fotográfica, partícipes de conmemoraciones luctuosas, del aniversario del Plan de Ayala, etcétera.
En el libro “El municipio de Ayala. Apuntes desde su historia”, del historiador Enrique Anzures Carrillo como coordinador, la etnoistoriadora María Bertha Barreto Zamudio hace referencia a “Chucha”, como también se conocía.
Dirigió una carta al Juez de Distrito en el que Jesús Zapata atrajo el artículo 16 y 20 de la
Constitución general para defender las garantías de su hermano al asegurar que además de mantenerlo incomunicado, no se le hizo saber la causa de su detención y el nombre del acusador; de acuerdo al documento se apresó entonces a Zapata por el presunto delito de embriaguez escandalosa.
Otros testimonios de la promoción de justicia por la ley Otros expedientes remiten a otras coordenadas; el amparo de Petra Torres, esposa de Emiliano Zapata, a causa de una supuesta orden de aprehensión en su contra; el recurso de Juan Zapata –quien afirmó ser “familiar del extinto Mártir del agrarismo”– detenido en la prisión de Villa de Ayala en 1933.