Los priístas que destruyen Cuautla

 

 

Jorge Juárez Morales

AGOSTO /2020 .- Ante la debilidad del presidente municipal Jesús Corona y su incapacidad para conducir políticamente al municipio de Cuautla, al menos tres priístas de cepa son los que deciden en el Ayuntamiento de Cuautla: José Alfredo Herlindo Escalona Arias, Luis Ignacio Guerra Gutiérrez, Andrés González García y su hermano Erick González García. El primero de ellos es el más visible por su cargo como Secretario
del Ayuntamiento, pero los cuatro, tienen responsabilidad en lo que sucede en esta ciudad. Los cuatro están en la primera línea del gobierno municipal y con sus actos afectan la vida de la población del municipio.
Tal es el caso de lo ocurrido en los últimos días con la Antigua Plazuela de Gualupita considerado como un inmueble dentro del Catálogo de Monumentos Históricos del INAH con la calve 170060010391 y que forma parte del listado que consigna el Decreto por el que se declara una Zona de Monumentos Históricos en la Ciudad de Cuautla: primeramente el 22 de julio, el Cabildo de Cuautla aprueba la donación de tres predios para la construcción de igual número de sucursales del Banco del Bienestar, enseguida, para el 30 de julio se difunde en redes sociales la destrucción de parte de la mencionada
Plazuela.
Hagamos un repaso simple de la actuación de los priístas en mención: Por lo que se logró conocer, fue Andrés González quien como director de Catastro identificó y propuso al cabildo los predios a donar.
No le importó que se tratara de un monumento histórico. Como siempre, Alfredo Escalona, suplantando a Jesús Corona, asumió las funciones de presidente municipal y logró que el cabildo aprobara tal donación, para ello contó con el voto incondicional de su colega Luis Ignacio Guerra (de quien fue suplente en su candidatura a diputado local apenas en 2015). Guerra, a pesar de ostentar la comisión de Desarrollo Urbano, nunca se pronunció por atender las disposiciones relativas a la construcción de inmuebles en el centro histórico, ni mucho menos por consultar a los Consejos integrados por ciudadanos interesados en el tema: Consejo de Desarrollo Urbano, Consejo de Conservación de Patrimonio, Consejo Ambiental, por lo menos. El último de ellos, Erick, director de
Educación y Cultura, hasta el momento no ha levantado la voz para proteger un espacio que debe seguir siendo para la cultura: La Biblioteca Sitio de Cuautla de 1812, de la cual forma parte la Plazuela.
No se puede alegar que los funcionarios son ignorantes, nada de eso: Escalona ha sido regidor y suplente de diputado. Andrés fue diputado, y en mayo de 2013, en pleno gobierno de Peña Nieto fue nombrado delegado de la Procuraduría Agraria en Morelos. Erick ostenta una maestría como grado académico. Luego entonces, lo que muestran es un profundo y total desprecio por la legalidad, y peor, aún, su aversión por la cultura y el patrimonio histórico de los cuautlenses.
Pero, la culpa no es de ellos, sino de quien les ha permitido hacer y deshacer: Jesús Corona Damián que nombró y sostiene a priístas en un gobierno que ofreció: no robar, no mentir y no traicionar. La mayoría de regidores que, aun proviniendo de diferentes partidos, hac en lo que los priístas deciden.
Morena que sirvió eficazmente como “agencia de colocaciones”, pero como partido es incapaz de vigilar al ayuntamiento. Los demás partidos políticos que aparecen en las campañas y desaparecen el resto del tiempo.
Es momento de que revisemos otras formas de integrar a los gobiernos municipales, de establecer en la ley mecanismos para sancionar a los malos gobernantes, como la revocación de mandato, para empezar. De eso y más hablaremos en el Foro Nacional Diálogos por el Municipio, esté usted pendiente.

Andrés González García delegado de la Procuraduría Agraria 2013, en el inicio del gobierno de Peña Nieto