El acueducto en Cuautla que alimentó al primer hospital de América

Del 15 al 21 de agosto permanecerá el campamento de la Asociación Mexicana de Voluntariado Internacional A.C. (AMVIAC) que inició con la preparación del lugar del hospedaje, una rodada en bicicleta para identificar aspectos históricos, ambientales, gastronómicos, económicos de la ruta propuesta por el historiador Enrique Ansúrez Carrillo, del club Coyote y liderada por Ricardo Rojas, de Cocoyoc Adventure y Enrique Tirado.

Inició el taller de carpintería coordinado por Pierrre Denou de la asociación Rempart y Juan Ramírez, del Cecati.

En entrevista, Ansúrez Carrillo señaló que el pueblo prehispánico de Ahuehuepan estaba rodeado por una fortaleza militar en los cerros, zona donde aún se encuentran vestigios y con la introducción de la hacienda, desaparece el pueblo.

Explicó que la Hacienda no existiría si no fuera por la orden de los frailes de San Hipólito quienes se dedicaban al estudio y atención de las enfermedades y fundaron el primer hospital en América ubicado en Oaxtepec, lugar donde Moctezuma tenía su jardín etnobotánico y donde daban atención de enfermedades principalmente de la locura.

“Como no tenían para manutención, pidieron parcelas virreinales en esta parte. Para una forma de mantenerse después fundaron un trapiche y al paso del tiempo la hacienda fue creciendo y por eso se le conoce la Hacienda del Hospital”, concluyó.

Con la colaboración de asociaciones francesas se logró obtener un recurso internacional para estos trabajos.

Claudia Vega, coordinadora de Proyectos especiales, informó que se trata de una etapa en la que se integran diversas actores de la vida social de Cuautla como colegios de ingenieros, arquitectos, pobladores, instituciones y de la iniciativa privada que en el fondo trata de reconstruir el tejido social.

“La restauración trata de emular lo que se hizo originalmente usando las mismas técnicas. Se usan técnicas ancestrales para no alterar el monumento. Estamos tomando piedras de la zona, estamos usando mortero que se hace con cal viva, con baba de nopal y eso le da misma apariencia”, explicó.

Añadió que como AMVIAC la misión es promover el voluntariado internacional haciendo que mexicanos participen en campamentos como este así como extranjeros fomentando aprendizaje, intercambio cultural, de ideas y que la gente vea desde otra perspectiva lo que se hace en el mundo y lo que puede aplicarse en lugares como este.

“El voluntariado es un crecimiento personal, vengan y experiméntenlo”, dijo al hacer extensiva la invitación al público en general para colaborar en el proyecto, el cual es de subrayar, es avalado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y participan varios organismos entre ellos, la dirección de turismo del ayuntamiento de Cuautla.