El primer Parque Ecológico Funerario está en Jonacatepec

 

Dulce Valdepeña

Agosto 2020/ Es el municipio de Jonacatepec exponente de un Parque Ecológico Funerario que tendrá por nombre “El Árbol de la Vida”; se trata de un proyecto que el alcalde Israel Andrade Zavala avaló para ser el primer cementerio ecológico.

Este viernes iniciaron los trabajos del primer parque funerario ecológico único, que ofrecerá servicios que no impacten al medio ambiente preservando la naturaleza y la memoria de quienes sean sepultados en el lugar como un espacio nuevo ante la saturación de panteones en el municipio.

El alcalde explicó que se trata de una obra que el municipio ya necesitaba y que es posible a través de la inversión de empresarios. En el predio se conservarán árboles y se preservará la flora y la fauna.

“El Parque Ecológico Funerario El Arbol de la Vida es el primero a nivel mundial de manera integral. En lugar de un cementerio vamos a hacer un bosque, vamos a evitar derribar árboles para que sea lo más natural que pueda ser. Consideramos que la muerte tiene sus procesos y hay que respetarlos como la propia vida. Sin químicos, sin contaminantes para que la tierra vuelva a la tierra y una vida a otra vida”, señaló uno de los empresarios.

Por lo menos se sembrarán cuatro mil árboles en el espacio, servicio de funeraria, capilla, asistencia médica será lo que se ofrezca a la población en general. “ES un parque pero también un centro de negocios que creará opciones importantes para el pueblo de Jonacatepec”, agregó al dar a conocer que el proyecto hay autorización para instalación de hotel, tiendas, restaurantes.

El libramiento conduce a varias comunidades y fue gestionada desde el 2015 con Andrade Zavala como alcalde. Cajas de madera con productos biodegradables, de manera reciclada; opciones de incineración y sepultar las cenizas debajo de un árbol. Por cada persona que muere se debe derribar al menos un árbol pero en este parque se propone que se siembren más por cada persona.

El apartado legal será sencillo y rápido para los familiares que enfrentan la pérdida de uno de sus elementos. Se considera un despacho de abogados para realizar los trámites necesarios así como una condición de marketing.