La sonrisa de Zapata

La imagen que anticipa la ruptura: análisis del historiador Francisco Linares González

La fotografía realizada el 18 de agosto de 1911 fue analizada por el historiador Francisco Linares González y que se ubica en el marco del avance de las tropas federales para presionar al grupo zapatista y en el que Madero se posicionó como mediador.

Se trata de una foto incidental, describe un momento de tránsito como preámbulo de la entrevista.

“El de Anenecuilco reafirma su condición de líder revolucionario rural portando un traje de charro de color obscuro, sombrero de ala ancha y adornada su vestimenta con apenas distinguible pañuelo anudado a su cuello”, relata en el artículo publicado en la revista de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Analiza la expresión del rostro de Zapata pues se propone que la fotografía presentada pone distancia sobre el canon visual al que estamos acostumbrados del personaje.

“Con su expresión facial imperturbable, se definió su autoridad y personalidad decidida y resuelta”, agrega y cuestiona : ¿A qué reacciona el general Zapata?.

“La fotografía cobra relevancia por se una de las muy escasas fotografías donde el Caudillo del Surbaja la guardia con lo que parece una sonrisa que rompe con el tradicional gesto serio con que generalmente fue retratado”, presenta como una de las conclusiones.

Reafirma que la construcción histórica de la imagen de Zapata así como las múltiples representaciones que sobre él se han realizado, se nutren de un breve número de fotografías “originarias” en las cuales es posible identificar elementos constantes que el propio Zapata abonó en su constitución.

El tradicional recorrido personificado con que se recuerda el encuentro entre Francisco I. Madero y Emiliano Zapata que se registró el 18 de agosto de 1911 fue suspendido este año a causa del Covid.

De manera ininterrumpida, el encuentro se había realizado desde el 2007 cuando el actor Arturo Barrera propuso en su momento al Consejo del Patrimonio Histórico escenificar el hecho histórico en una caminata hacia el quiosco del zócalo de la ciudad y relatos por parte de los actores así como entonación de la Oda a Cuautla.

No obstante, el cronista de la ciudad, Samuel Hernández se presentó en el andén del tren donde Madero fue recibido por el general revolucionario para sostener diálogo por la desmovilización del ejército libertador del sur.

“El 19 de agosto empezó la desmovilización pero entre los dos habían llegado a un acuerdo pero el gobierno de León de la Barra -como presidente interino-, aún porfirista no aceptaba que condicionara Zapata la cuestión del licenciamiento de sus tropas, decía que no podía tratar con bandoleros. Madero viene a eso, a llegar a un acuerdo. El gobierno de la República no lo respeta sino desde el día 14 ya había avanzado una columna muy fuerte hasta Yautepec por Victoriano Huerta y que trajo problemas porque la gente de Zapata comenzó a desconfiar. Madero estaba tratando de que todo se llevara a cabo pacíficamente y en unión con Zapata”, relató el cronista.

 

http://revistafyl.filos.unam.mx/index.php/la-imagen-que-anticipa-la-ruptura-el-encuentro-de-emiliano-zapata-y-francisco-i-madero-en-cuautla/