Amador Espejo, cronista con vocación en Ayala

REDACCIÓN / Más de 19 mil nombres de hombres que fueron guerrilleros o tuvieron algún cargo militar al mando de Emiliano Zapata, ha recopilado Amador Espejo por los últimos 30 años de investigación de campo por Morelos y municipios aledaños.

Como director de una escuela primaria en la comunidad de Leopoldo Heredia del municipio de

Ayala, comparte que, dio cuenta de su ignorancia sobre el zapatismo cuando tuvo la idea de

poner nombres de revolucionarios a cada una de las aulas.

“Cuando descubro que no sé, me dedico no a buscar libros sino información entre los pueblos

zapatistas. Fui encontrando por qué se ignoran tantos nombres y otras historias que aún

pueden ser reales o mentiras”, relata a La Jornada Morelos.

Pasando los días y noches en una camioneta por municipios del estado y por donde atravesó el

ejército de la revolución del Sur, el resultado de la investigación está en miles de hojas; un

sinnúmero de datos que no podrían resumirse en un libro. Personas, pueblos, hechos que se

acumulan en un archivo con recursos propios, una mesa, cámaras, miralejos, una

computadora, papel y bolígrafos. De los firmantes del Plan de Ayala cuenta con

aproximadamente 45 fotografías y 70 firmas.

Aún con esta trayectoria, afirma conocer tan sólo el 10 por ciento del zapatismo en su

conjunto pero una de las enseñanzas de la lucha revolucionaria que ha podido concluir es el

compañerismo de los participantes que hoy en día se desvanece.

“Como mexicanos necesitamos saber nuestro origen. Ya no somos solidarios, hemos perdido

esa costumbre que ellos tuvieron. Ellos eran cuates, eran amigos, hermanos de idea, de

hechos, en todo. Lo que es actualmente genéticamente una familia ellos eran hermanos”,

comentó.

En este recorrido descubrió uno de los apodos de Emiliano Zapata: Huañiñi que, de acuerdo al

cronista significa “delgado, flaco, pálido”, como se describe al jefe revolucionario en su

juventud.

Monumentos gigantes al zapatismo, obra de tipo social para los pueblos

El Proyecto de edificar una mega estatua del Caudillo del Sur a través de la asociación civil

Monumentos Gigantes al Zapatismo está detenido por falta de recursos que se acentuó con la

medida institucional del gobierno de México para evitar que las organizaciones, como

donatarias, puedan recibir recursos.

La escultura tendría la altura de 25 metros de alto hecha de mármol y un total de 45

construcciones entre museo, lago artificial y otros atractivos turísticos para lo que se estimó

una inversión de mil 200 millones de pesos.

Pueblos sin justicia

Para Amador Espejo, son 15 pueblos de la Sierra de Huautla que a pesar de que fueron un

bastión para el ejército libertador del sur, no se les han dado la importancia y permanecen en

abandono.

Compartida entre municipios de Ayala, Tlalquitenango y Tlaltizapán son: San Pablo Hidalgo,

Santa Cruz, Los hornos, Quilamula, San José de Pala, Ajuchitlán , Chilamacatlán, Huautla,

Rancho Viejo, Xochipala, Huaxtla, La Mezquitera, La Era, Los Elotes y San Pablo Hidalgo.

Son lugares donde la señal de telefonía móvil no llega pero tampoco los servicios básicos,

sostiene.