“NO ES POSIBLE QUE VENGAN A NUESTRA CIUDAD A NINGUNEARNOS”

  • El cronista de la Ciudad de Cuautla, Samuel Hernández Beltrán, lamenta que los organizadores de la ceremonia conmemorativa del 209 Aniversario del Rompimiento del Sitio de Cuautla de 1812 no tomaran en cuenta la arenga del Generalísimo Don José María Morelos y Pavón.

“Me uno a la posición política del Ayuntamiento ante el agravio contra el pueblo de Cuautla”, afirmó el cronista de la ciudad, Samuel Hernández Beltrán, al final de la ceremonia de inauguración de los trabajos de mantenimiento y restauración del mural “Cuautla en la historia”.

Sus palabras tuvieron como antecedente el hecho de que minutos antes, en el asta monumental del Distribuidor Vial “José María Morelos y Pavón”, donde la 24/a Zona Militar izó el lábaro patrio en el marco de la ceremonia cívica conmemorativa por el 209 Aniversario del Rompimiento del Sitio de Cuautla de 1812, las autoridades del Gobierno del Estado no consideraron en el programa cívico la lectura de la arenga militar del Siervo de la Nación a propuesta del Consejo del Patrimonio Histórico de Cuautla.

Lo anterior, fue visto como un agravio contra el pueblo de Cuautla, lo que derivó en que integrantes del Cabildo, funcionarios, invitados y el representante del alcalde Jesús Corona, en la persona del secretario general del Ayuntamiento, José Alfredo Escalona Árias, se retiraran en pleno acto cívico.

Es importante destacar que, mientras el Consejo de Patrimonio Histórico exige a las autoridades del Gobierno del Estado que la arenga se incluya en el programa, éstas se niegan rotundamente a integrarla.

Ante la insistencia del Consejo, la posición de Gobierno del Estado es que un evento así no debe llevarse a cabo o de lo contrario intervendrán para evitarlo.

Por lo tanto, el Ayuntamiento asumió la postura de mediador ante dos opiniones encontradas.

Consideró prudente retirarse del evento que podría haber desembocado en un enfrentamiento.

“Eso no es posible, que vengan a nuestra propia ciudad a ‘ninguniarnos’. Ellos no saben, porque lo escuché, qué representa el Sitio de Cuautla para los cuautlenses. No saben nuestra historia, que debieron haber estudiado desde niños”, se refirió el cronista de la ciudad al orador oficial y organizadores de la ceremonia cívica.

“El rompimiento del Sitio de Cuautla es una de las operaciones militares más importantes que ustedes se puedan imaginar. En la historia universal de los sitios militares, hay ejércitos que al tratar de romper la línea de circunvalación, son apresados y vilmente asesinados”, destacó categórico el cronista.

“Eso es lo que se jugaba Morelos esa mañana. No hay otros sitios militares en la historia universal donde se conozca la estrategia definida como sucedió en Cuautla: el rompimiento, la dispersión y la reunión del ejército insurgente”; explicó.

“Cuando se rompió el sitio, Calleja informó al virrey que el ejército de Morelos estaba destruido, que había logrado aplastar la guerra de independencia… eso fue mentira”, observó Samuel Beltrán porque dos meses después, el General Insurgente reapareció más terrible que cuando estuvo en Cuautla… “les quitó Tehuacán, Orizaba, Oaxaca y Acapulco; y en Chilpancingo puso las bases para fundar esta nación”, puntualizó.