Juan Carlos Valencia exhibe deficiencias en la administración del agua de Cuautla

La eficiencia física del agua es del 32 por ciento por lo que casi el 70 por ciento se pierde por fugas, señaló Juan Carlos Valencia Vargas, candidato a la presidencia de Cuautla por el Partido del Trabajo.

El profesor de la maestría en Hidráulica de la UNAM y con 29 años de experiencia en el Sector Agua de México: en la CONAGUA, en la CEAGUA Morelos, en el IMTA y en la ANEAS señaló que la eficiencia en la administración del agua en Cuautla es de las más bajas del país.

“El principal problema de abastecimiento de agua en Cuautla está originado por las fugas que se tienen a lo largo de la red de agua potable de Cuautla. La eficiencia comercial es del 78 por ciento, media nacional y una eficiencia global del 25 por ciento, es decir, que de cada 100 litros, solo 25 llegan a las casas y representan un ingreso para el organismo operador”, expuso.

De entre las deficiencias están las tuberías obsoletas en el centro histórico de Cuautla, hechas con asbesto que además ha sido prohibido su uso por las repercusiones a la salud. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) es altamente cancerígeno.

“Las fibras de asbesto no se evaporan al aire ni se disuelven en agua”, por lo que su inhalación o ingestión provoca que las partículas se alojen en los pulmones o el tubo digestivo, dañando sus células.

Así también señaló que en el caso de Cuautla, el Sistema Operador de Agua Potable tiene además fugas financieras por lo que propuso como plan de rescate y desarrollo, valorar el gasto entre el personal y energía eléctrica; aproximadamente el 70 por ciento está en la plantilla de la cual sólo el 44 por ciento es operativo y el indicador nacional es del 70 por ciento.